Liposucción

¿Qué es la liposucción?

También conocida como lipoescultura.  La liposucción remodela áreas específicas del cuerpo mediante la eliminación de depósitos de grasa localizados, mejorando el contorno del cuerpo y las proporciones.

A pesar de la buena salud y el ejercicio físico, algunas personas también pueden tener un cuerpo con contornos desproporcionados debido a los depósitos de grasa localizada. Estas áreas pueden ocurrir debido a las características genéticas, la falta de control de peso o la actividad física. La liposucción se puede utilizar para el tratamiento de los depósitos de grasa en diversas partes del cuerpo, incluyendo los muslos, los brazos, el cuello, la cintura, la espalda, la parte medial de la rodilla, el pecho, las mejillas, la barbilla, las piernas y los tobillos. En algunos casos, la liposucción se realiza sola, en otros casos, se combina con otros procedimientos de cirugía plástica tales como abdominoplastia.

¿Cuáles son los pacientes ideales para esta cirugía?

La liposucción no es un tratamiento para la obesidad ni para el descenso de peso y no es un sustituto para el ejercicio físico. Los individuos con áreas de grasa en el cuerpo y que hacen ejercicio regularmente son los mejores candidatos para este procedimiento.

¿Qué debo tener en cuenta en la primera consulta?

Antes de la cirugía, es posible que necesite hacer pruebas de laboratorio o evaluación médica, tomar ciertos medicamentos o ajustar sus medicamentos actuales, dejar de fumar antes de la cirugía y evitar  tomar aspirina y algunos medicamentos anti-inflamatorios y naturales ya que pueden aumentar sangrado.

¿Cómo es la cirugía?

El tipo de anestesia  que utilizamos es local asistida con sedación (de nuestra preferencia ya que la convierte en una cirugía ambulatoria y  de bajo riesgo). También puede usarse anestesia  general o peridural.

La cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones, imperceptibles. En primer lugar, solución líquida estéril se infunde para reducir el sangrado y trauma.  Luego  se inserta un tubo delgado y hueco (cánula) a través de estas incisiones para liberar el exceso de grasa que será retirado  fuera del cuerpo usando un aspirador quirúrgico o jeringa unida a la cánula.

¿Cómo es la recuperación post-operatoria?

El contorno corporal mejorado  será evidente en unos 2 a 3 meses cuando disminuya la hinchazón y  la retención de líquidos, sumando a la retracción elástica de la piel. Con la práctica continua de una dieta sana y  actividad física, los resultados serán preservados. Sin embargo, el aumento de peso sustancial puede cambiar el resultado obtenido con la cirugía.

Las vendas de compresión o tejido elástico (faja)  se colocan en las áreas tratadas al finalizar la cirugía, que ayudan a controlar la hinchazón y comprimir la piel.

Santa Fé 148 - 1°A
San Miguel de Tucumán
Tel: 0381-4306101/4222038
  • Logo MAIL
  • Logo FB
  • Instagram - Gris Círculo