Trasplante Capilar 

¿Qué es el trasplante capilar?

La pérdida de cabello es causada principalmente por una combinación de envejecimiento, cambios hormonales y antecedentes familiares de calvicie. Como regla general, cuanto más temprano se inicia la pérdida de cabello, más severa será la calvicie. La pérdida de cabello también puede ser causada por quemaduras o traumatismos, en el caso de que la cirugía de trasplante capilar se considera un tratamiento tanto reconstructivo como estético.

La cirugía de trasplante de cabello puede mejorar su apariencia y la confianza en sí mismo. Antes de decidir hacerse la cirugía piense cuidadosamente en sus expectativas y discutirlas con su cirujano. 

¿Quiénes son los pacientes ideales para esta cirugía?

Todas las técnicas de trasplante de cabello utilizan su propio pelo. El objetivo de la cirugía es  encontrar el uso más eficiente para el pelo existente. Los candidatos para la cirugía de trasplante de cabello deben tener un crecimiento sano del cabello en la parte posterior y los lados de la cabeza para servir como zonas donantes,  lugares en la cabeza de los cuales  se toman injertos y colgajos. Otros factores, como el color del pelo, la textura y el rizado también pueden afectar el resultado estético. Recuerde que hay límites a lo que puede lograrse. Un individuo con poco pelo no puede ser alentado  a someterse a una cirugía de trasplante de cabello.

Por lo general el tratamiento quirúrgico de elección para zonas con poca falta de pelo, es el injerto pelo por pelo,  buenos candidatos para este procedimiento son aquellos que tienen el crecimiento del pelo denso en la parte posterior de la cabeza. Mini-injertos se toman de estas áreas densas y re-ubicadas en zonas con poco pelo, dando volumen a la región del cabello. Si está pensando en someterse a una cirugía de trasplante de cabello, es importante entender que usted nunca tendrá la misma abundancia que había antes de la caída del cabello, sin embargo, la cirugía puede camuflar las áreas débiles y darle un poco más plenitud.

¿Qué debo tener en cuenta en la primera consulta?

En la primera visita, el cirujano evaluará el crecimiento y la caída de su pelo, el área donante, su historial familiar de pérdida de cabello, y preguntar si ya se ha sometido a algún procedimiento de trasplante de cabello. El cirujano también le preguntará acerca de su estilo de vida y sobre sus expectativas acerca de la cirugía. Las condiciones médicas que pueden causar problemas durante o después de una cirugía, tales como hipertensión, problemas de coagulación de la sangre, o la tendencia a queloide también deben ser revisadas por el médico. Es importante informar a su médico si usted es un fumador o si está tomando cualquier droga o medicamento, especialmente la aspirina u otros medicamentos que afectan la coagulación. Si decide someterse a una cirugía, el cirujano le explicará sobre la anestesia, donde se realizará la cirugía, y los riesgos y costos involucrados. En caso de duda, no dude en llevarlos al médico.

La cirugía de trasplante de cabello es más seguro cuando es realizado por un médico calificado y experimentado. Sin embargo, hay variaciones en las personas en relación con sus reacciones físicas y de curación, y los resultados no son totalmente predecibles. 


Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas para comer, beber, fumar, tomar y evitar ciertas vitaminas y medicamentos. Si usted fuma, es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Fumar inhibe el flujo de sangre a la piel y puede interferir con la cicatrización de heridas.

¿Dónde y cómo es la cirugía?

El procedimiento debe realizarse en un lugar seguro y cómodo para el médico y el paciente, que cuente con un centro quirúrgico debidamente autorizado, con el equipo y el personal entrenado para cualquier complicación.

La cirugía de trasplante de cabello, independientemente de la técnica utilizada, se lleva a cabo generalmente bajo anestesia local con sedación para que el paciente esté relajado y cómodo, por tanto es un procedimiento ambulatorio y de bajo riesgo.

 El trasplante de cabello implica la colocación de injertos de pelo de una zona donante y su sustitución en un área sin pelo o adelgazamiento del cabello. Los injertos varían en tamaño y forma. En general, varias sesiones quirúrgicas pueden ser necesarios para obtener el resultado deseado, y por lo general se recomienda un intervalo entre cada sesión. Puede ser necesario el uso de vendaje un día o dos.

¿Cómo es la recuperación post-operatoria?

Después de la cirugía, dependiendo de la magnitud y la complejidad del procedimiento puede haber dolor y tensión que se pueden controlar con medicamentos indicado por el médico. Si se utiliza vendas, normalmente se retiran al día siguiente. Se puede lavar cuidadosamente el pelo dentro de dos días después de la cirugía. Los puntos serán retirados en una semana a 10 días. Se debe evitar el ejercicio extenuante y deportes de contacto durante al menos tres semanas. 

El tiempo que tarda en volver a su rutina normal depende de la extensión, la complejidad y el tipo de cirugía que se presentó. Se puede sentir lo suficientemente bien, para volver al trabajo y reanudar sus actividades normales después de unos días. Muchos pacientes  pueden preocuparse  al saber que el pelo "nuevo" cae entre los 30 y 60 días después de la cirugía. Recuerde que esta condición es normal y casi siempre temporal. Después de esta caída del cabello, el mismo, comenzará su crecimiento aproximadamente 1 cm por mes, de manera que el resultado final mejorará a medida que pasen unos 7 meses pos-cirugía.

Santa Fé 148 - 1°A
San Miguel de Tucumán
Tel: 0381-4306101/4222038
  • Logo MAIL
  • Logo FB
  • Instagram - Gris Círculo